LOLA. Día 17: Explotación ilegal (al cuadrado)

Tic, tac, tic, tac, tic, tac

La puntualidad se ha impuesto por decretazo en todos los despachos de la cooperativa. Aun así, los hay que como Puri van por libre. No hay día que no llegue a casa al borde del desaliento y con el desayuno en la garganta pero, eso sí, los quince minutos de retraso de rigor que nadie se los quite: FALTA LEVE. Si Curro se toma una cañita entre reparto y reparto: FALTA GRAVE. Cuando mamá intoxica (bendice) los ingredientes con incienso antes de ponerse a cocinar: FALTA GRAVE NIVEL 2++.

Las normas son claras, firmadas por contrato de letra pequeña: la acumulación de errores puede acabar en una reducción del 25% del salario o en un aumento de la jornada laboral sin remuneración.

PIM, PAM, PIM, PAM,

Florieke ha adoptado medidas de manual tecnócrata y, por sus santos huevos, ha augurado una recuperación de los beneficios antes de las elecciones generales, que a ella ni le van ni le vienen, pero le sirven para marcarse un objetivo a corto plazo.

Fría como los nórdicos y mala como un demonio, de perroflauta ya solo le quedan cuatro rastas mal puestas. Mucha furgo hippie con corazoncitos pero, a la hora de la verdad, saca el látigo como la casta.

Toñi ha dicho que ya no puede más y ha pedido la baja por depresión. En observaciones, la médica ha pedido pruebas del tipo de trabajo que realiza. Florieke se ha puesto nerviosa y le ha concedido unas vacaciones de despido, después de soltarle la mayor bronca del siglo y de descontarle el sueldo de los últimos tres meses (por bocazas).

Si Toñi trabajara en Ara para Costancio Ortega, le habrían sellado la boca con silicona hace tiempo. La muy cotorra es capaz de ametrallar al primero que pille con 100 palabras por minuto, sin respirar. Que si la vecina se ha comprado un coche, que si el cartero se ha liado con la portera, que si el Chino de la esquina cierra a mediodía siendo Chino, que si Monedero es un chorizo….y, al final, COMO YO YA ESTOY FUERA DE JUEGO Y NO SUPERVISO NADA, la mujer la ha liado parda.

En las últimas tandas de magdalenas, Toñita, más preocupada de darle a la lengua que a la masa, ha confundido el detergente con la levadura y lo ha rellenado de alubias en vez de pistachos. Yo sé que no lo hace con maldad, pero Rastas ha acabado con un lavado de estómago en urgencias y, si no las hubiera probado antes de venderlas, seríamos la apertura de informativos Telecinco.

Adri me lo ha contado todo. El nuevo pijo ha venido a verme justo en ese momento en el que yo no quería ver a nadie. Me tienen aislada, amargada, aburrida, cansada, hasta el moño…pero, cuando me necesitan, bien que me buscan.

ADRI: Lola, siento lo del otro día. Yo quería ayudarte pero justo estaba con Julia cerrando un trato y ya sabes… Perdóname. Vuelve al lío. Habla con la hierbas. Sin ti esto es un desastre.

Contenta me tiene. Te hago caso, paso de ti, te miro, te ignoro, te vuelvo a mirar con ojos de perro pachón y… vuelvo a caer. Le hubiera dado un guantazo a mano abierta pero me quedé quieta, muy quieta, disfrutando de que me comiera tanto la oreja.

En el fondo, a nadie le amarga un dulce y a todos nos gusta que nos bailen el agua.

Quince minutitos más de peloteos y halagos y hasta me pensaba lo de alzarme en armas y volver a la primera línea del negocio.

Tic, tac, tic, tac

Anuncios

JULIA. DÍA 16: “Expansión internacional. Vol II”

Confieso que para afrontar una reunión de la cooperativa me tengo que comer antes dos o tres muffins de los nuestros. Antes hacía el saludo al sol con mi madre, pero ya no es suficiente. Florieke todavía no conoce demasiado a los miembros y viene con una pizarra, una tablet y mucha ilusión.

Continue reading →