LOLA. DÍA 2: La facultad

La alarma debió de sonar durante más de 15 minutos y ni siquiera el zumbido de la batidora me despertó ¿Otra vez magdalenas de zanahoria para desayunar? ¿Cómo es posible que mamá se levantara antes de las 8 para cocinar? Está perdiendo el juicio…

Me desperté sobresaltada. No creo que hubiera dormido más de un par de horas. Julia ya se había esfumado de la habitación. La cama estaba hecha y todas sus cosas ordenadas meticulosamente. Olía a colonia pegajosa de mora, ¿a dónde iría tan temprano?

Continue reading →

Anuncios