JULIA DÍA 26: Crisis total (Vol II)

¿Habéis visto la película Alien? Yo no, pero creo que sale un bicho verde asqueroso. Pues así se puso Lola en cuanto entró por la puerta de mi casa. Se me lanzó al cuello y me destrozó la trenza de espiga ladeada.

-¡Traidora!

-¿Qué haces, tarada?

-Ojalá nunca hubieras vuelto de Londres.

 

Mi padre, que estaba observando la escena con mi madre y mi abuelo reaccionó y me quitó de encima a Lola mientras mi madre movía un revistero para que fluyese mejor la energía en el salón y dejáramos de pelearnos.

 

FERNANDO: ¿Qué te ha hecho tu hermana, Lola?

JULIA: Eso, ¿qué he hecho?

LOLA: ¿Que qué has hecho? ¿De todos los tíos que hay sobre la faz de la tierra te has tenido que fijar en el único que me gusta a mí?

J: (Flipando, claro) ¿En Adrián?

 

En ese momento, mi madre soltó el mueble de la tele al oír un dato sobre la vida amorosa de mi hermana que no tenía controlado. 

 

L: Y ni se te ocurra negarlo que lo sé todo.

ELVIRA: ¿Eso es verdad?

J: Eso es mentira. Lo único que he hecho es ayudarla a conquistarle.

L: Y por el camino te has dado cuenta de que te gustaba más a ti.

E: Esas cosas entre hermanas no se hacen, Julia.

J: Es que yo lo único que he hecho es intentar ayudar, Lola, no sé lo que te ha pasado con Adrián.

L: Pues que está pilladísimo por ti y yo soy su amiga, su colega del alma, eso es lo que soy.

ABUELO: Vaya palo. ¿Cómo se dice ahora? ¿Paga coca-colas?

J: Lola, tienes que creerme, yo te juro que no sabía nada—

L: Tú le has estado calentando y yo como una gilipollas pensando que—

J: Esto ha sido un error, yo voy a hablar con Adrián para aclararle que él y yo lo único que podemos ser es cuñados.

L: Lo que ha sido un error es confiar en ti.

 

Tras estas palabras de gran dramatismo, Lola se largó dando un portazo como en las series de televisión. Se hizo el silencio y sentí tres pares de ojos sobre mí.

J: Vosotros me creéis, ¿no?

F: Hija, yo lo único que quiero es que os llevéis bien.

E: ¿Has salido mucho esta semana con ese chico, no?

J: Sí, para hablarle de Lola.

 

Después de este apoyo taaaaan espectacular cogí mis cosas y me fui a casa de Arenur a dormir. Llamé a Lola como unas 157 veces, pero no me cogió el teléfono. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s