JULIA. DÍA 24: Tarde de chicas

Como he decidido que paso del mundo y de la vida en general, me he atiborrado de magdalenas. Sí, ya sé que los carbohidratos por la noche engordan muchísimo y el condimento que llevan ha matado demasiadas neuronas de mi cerebro, pero es que estaba súperdepre. Ahora, ya nada de eso me importa. Como consecuencia llevo todo el día vomitando, mareadísima, y encima no hay nadie en mi casa. Erasmus me ha traído una manzanilla hirviendo que ha tirado sobre las sábanas antes de irse a clase. No se puede ser más torpe. Menos mal que Adrián, que había venido a por un cargamento de magdalenas, se ha quedado conmigo para cuidarme y me ha dado Primperán y Acuarius de limón. Me cae bien este chaval.

A las dos horas ha llegado Lola y se le ha puesto una cara verde en cuanto nos ha visto a los dos en la habitación. Después Adrián se ha ido.

-Así que estás muy malita.

Yo, al borde de la muerte, respondo:

-Me he comido como ocho magdalenas.

-Pues sana, sana, culito de rana y a currar.

-Pero qué poca delicadeza, ¿no ves que no me puedo ni mover?

-Claro, y por eso necesitas a Adri para que te haga mimitos. Igual que le hacías a mamá cuando éramos pequeñas “Me duele la tripita mami” y ya la tenías todo el día contándote cuentos y jugando contigo.

-Ah, vale, así que tienes celos.

-Por favor, eso pasa desde hace quince años.

-No, celos de Adrián. Reconoce que te encantaría que te estuviera dando el jarabe a cucharaditas.

-Venga, qué gilipollez.

-Sí, que te mola, en el fondo te mola.

-Que solo es un amigo.

-Sí, pero un amigo especial.

-¡Bueno vale! Que sí.

-Que sí qué. Que te encanta. Lola está enamoraaaaadaaaaa.

-Como se te ocurra decir algo este empacho que tienes te va a parecer un malestar tonto en comparación con lo que te espera.

-¿Y se lo has dicho ya?

-¿El qué?

-Que es el amor de tu vida.

-Hala, venga. Si es que no puedes ser más moñas.

-Tenéis mucho feeling.

-Teníamos mucho feeling hasta que llegaste tú.

-Qué bobada, por favor. Si a mí los perroflautas me dan grima. Aunque también me daban grima los macarras y…

Aquí hubo una pausa muy, muy dramática.

-¿… qué? No te habrás liado con otro. ¿Ya? ¿Tan poco te ha durado el luto?

-Es que no me he liado después de dejarlo con Michael, me he liado mientras–

A Lola casi le da una parada cardiorrespiratoria por la risa.

-¡¡¡¡VENGAAAAAAA!!!! ¡La mosquita muerta! ¡Que se los ha puesto al inglés!

-Oye, que si te lo confieso es para que me des apoyo y consejo de hermana.

-Ya, pero es que es muy heavy, como dirías tú. ¿Quién es?

-Un captador de otra ONG. Y solo ha sido  un beso.

-Oye, pues si te pone el macarra, líate con él. A ver si ahora te ha dejado plantada el guiri te vas a quedar sin ninguno.

-Es que tiene un piercing en la ceja y otro en el labio…

-Pero te gusta… Julia está enamoraaaaadaaaaa…

-Preocúpate por tu Adri, que aunque sea un perroflauta me gusta como cuñado. Pegáis mogollón.

-¿Tú crees que le gusto?

-Pues claro, si estáis todo el día juntos, por algo será.

-¿Porque somos amigos?

-Tú lánzate y ya verás.

Ay, qué haría Lola sin mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s