Lola. Día 21. Traiciones familiares

Estaba obsesionada. Soñaba con las magdalenas y las veía por todas partes. Cuando fui a comprar el pan, observé al vecino del quinto comiéndose una y, al sacar la basura, había tres raperos del barrio devorándolas en el parque. Pensé que era demasiada casualidad que justo ahora se hubieran puesto de moda. Las magdalenas siempre han sido más una cosa como de abuelos y todos los que he visto zampándolas en la última semana eran más de la generación ni-ni.

Reconozco que con esto de llamarlos cupcakes los pijos y los moderneros las compran como si eso les diera más caché. Me han contado que en la zona de Serrano y Velazquez los muffins se agotan los domingos porque se han convertido en el capricho de los niños ricos resacosos. Pero esto no era el barrio de Salamanca, estábamos en Lavapiés y, aunque no tenían porqué ser las mías, me parecía muy muuuuuuy sospechoso…

Intenté olvidarme del tema. Quedé por la tarde con María que había vuelto de un curso de psicología en Estambul. Tenía tantas cosas que contarle que no sabía por dónde empezar. Se iba a escandalizar con el nuevo rumbo del negocio y decidí preparar el terreno. Mejor que fuera ella la que comenzara hablar. No le entendía nada. María tenía una pinta patética, tumbada en un banco y medio adormilada me resumió uno de los congresos a los que había asistido. Cada dos por tres se reía sin ninguna explicación y de repente, sin venir a cuento, me soltó que se iba a comprar otra magdalena donde Abdul. Hace media hora que se había comido una y la había dejado en un estado de tanta relajación que necesitaba otra.

LOLA: ¿Qué magdalenas son esas que vende Abdul?

MARÍA: Unas que tiene escondidas debajo de las latas de Coca Cola. Deben ser para clientes exclusivos porque me ofreció una gratis y guiñándome un ojo dijo que no se las da a todo el mundo. ¡Están buenísimas!, ¿me acompañas a por más?

L: No, tengo que ir a casa un momento. Olvidé decirle algo a Julia…

M: ¿Cómo está la familia?…Julia, el abuelo…tengo ganas de verlo.

L: Deben estar de puta madre (riéndose de mí), pero no los quiero ver ni en pintura.

En mi cabeza todos los cabos quedaron atados. El pakistaní debía estar compinchado con mi hermana y las migas del carrito del abuelo indicaban que él también estaba en el ajo. Cría cuervos y te sacarán los ojos. Necesitaba estar segura. Me fui corriendo a casa y, aprovechando que no había nadie, abrí el armario y cogí uno de los modelitos de Julia. Me maquillé siguiendo el protocolo y me peiné como ella, con esa coleta estirada de ejecutiva que tanto la identifica.

Cuando Abdul me vio entrar por la puerta del locutorio, me miró con impaciencia y me dijo que llegaba tarde. Yo ni siquiera abrí la boca. No hizo falta. “Se han agotado todas las hornadas. Hay que fabricar más”. Le pregunté que si el abuelo había vendido muchas y me miró como si estuviera cansado de repetirme lo mismo una y otra vez. “Sabes que él siempre vende la mayoría, pero acuérdate de que hoy iba al médico y no podía. Vamos a amasar ya que no tenemos tiempo, ¡venga!”. Entré en el almacén y allí tenían montado su laboratorio paralelo. Me sentí tan cabreada, indignada y tonta que apreté los dientes hasta que crujió la mandíbula. Habían llegado muy lejos y esta vez se iban a cagar, en el sentido más literal.

Preparé con esmero y paciencia la tanda de cupcakes más ricos que había hecho nunca. Cambié la receta. Sustituí la hierba por el laxante. Los clientes, entre tanto retortijón y el hedor insoportable de sus baños, dudo mucho que quisieran volver a aquel badulaque.

De toda la bandeja separé uno de los bollos a conciencia y le eché más sustancia que al resto. Sería el regalo especial para mi adorada hermana.

Julia saca lo peor de mí y yo iba a sacar toda la mierda que ella llevaba dentro.

¡Buen provecho traidores!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s