Lola. Día 11. Intercambios de mercadillo

Andar en bolas por la plaza de Lavapiés. Menuda solución me da María a mis problemas de identidad. Dice que así me mostraré tal y como soy y encontraré la verdadera esencia de Lola que ahora está encerrada entre los miedos. Me dan ganas de decirle que lo único que pasará si salgo desnuda a la calle es que los cuatro vecinos salidos que tengo (esos que te miran por la ventana del baño pensando que eres tonta y no te das cuenta) babearán hasta el día del juicio final.

Esta mañana llamé a María para contarle las últimas novedades de mi vida. Lo de ser intolerante a la cebada no le sorprende (piensa que soy un poco bicho raro, pero especial).

Le he dicho que ya no puedo más. No sé quién soy. Si no puedo hacer las cosas que creo que me gustan, ¿qué coño hago con mi vida? Entonces ella con mucha calma cierra los ojos, me coge las manos y me receta sus consejos. Tengo que ponerme delante del espejo y decir mi nombre siete veces. Absurdo. Pero desde que me lo recomendó a veces me sorprendo a mi misma mirándome en los retrovisores. Analizo mi ropa, mi pelo, mis gestos… No acabo de encontrarme cómoda.

La que no deja de adorarse frente al espejo es Julia. Debía estar haciendo limpieza del armario porque cuando llegué a casa separaba en una caja cosas pasadas de moda. Al verme rápido me contó (ganas tenía) que eran para el mercado solidario del fin de semana. Adrián la había invitado. No me hacía ni puñetera gracia que viniera pero entendía que la amabilidad ayudaba a comprar el precio de su silencio. Por el momento mis secretos estaban a salvo.

Sonreí (intentando que no pareciera forzado), recogí algunos de los libros que iba a intercambiar en el mercadillo y me fui a la plaza para organizar el evento con el grupo del Rustrel. Creamos la iniciativa hace dos años en una tarde de fumada  y desde entonces cada primer domingo de mes reunimos a los vecinos del barrio para que cambien las cosas que ya no usan. Todo un éxito.

Adri trajo varias de sus películas, algunos juguetes de cuando era pequeño y un par de cachimbas. Es el mejor negociador. Siempre consigue deshacerse de los trastos y llevarse los mejores artículos. A su lado estaba Julia con sus cajas de trapitos, bolsos y zapatos. No daba ni una. Él no la dejó sola ni un momento. Siempre atento, intentando ayudarla, amable…Para ser una estrategia disimulaba muy bien. Total que no me hizo ni puto caso en toda la tarde. Con Adri siempre es así: una de cal, dos de arena.

No dejaba de llegar gente, incluso de otros distritos. Al girarme para hacer un cálculo de las personas que podría haber me encontré con Mamá. ¡Qué pereza! Seguro que no quería perderse la oportunidad de encasquetarle a alguien los malditos muffins. Rápido me hice la longis y me fui a la sección de música.

“¿Habrá algo de Manolo Escobar?”. El abuelo buscaba como loco entre los discos de Extremoduro y Marea. No conocía a aquellos grupos, según él, extranjeros.

En su carrito de la compra hoy no tenía cervezas. Había dos orinales, unas navajas (de la época de la guerra) y un bastón. Es un crak. A los 10 minutos ya le estaba encasquetando una boina a Abdul. “En Turquía esto viene fenomenal para el sol”.

Todos parecían estar atareados menos yo. Recogí los libros que había llevado para tener algo que cambiar (para integrarme en mis propios proyectos) pero de los que en realidad no quería desprenderme. Me fui a casa disimuladamente. Otra vez parecía un fantasma. Nadie se había dado cuenta de mi presencia.

Menos mal que tengo a Descartes. Intenté acariciarlo pero me dio un zarpazo (es travieso y asustadizo pero adorable).

Hay cerveza pero no puedo beberla.

Un vasito de agua…y al volver de la cocina me quedé mirándome en el espejo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s