JULIA. DÍA 4: Leggins + botas de montaña

Anoche me imaginaba tras un mostrador de una feria de belleza o de una boutique. Después me dormí y tuve una pesadilla en la que estaba en un edificio de Leganés y tenía que llamar a todos los timbres para vender las cremas Yerbaline y nadie me abría la puerta. Cuando llegaba a la azotea estaba el señor gordito con bigote que me decía que quería una, yo se la vendía y él se la comía como si fuera un yogurt. Luego me he despertado y ha sido todo INCLUSO PEOR. Me han mandado al metro, parada Puente de Vallecas y allí me han puesto un polo verde botella encima de mi blusa de gasa azul celeste, casi me da algo. He estado allí desde las nueve hasta las seis de la tarde y no he vendido ni una vaselina. Esto no es para mí, voy a dejar el trabajo. Seguro que encuentro algo mejor.

He llegado a casa cansada, Erasmus estaba viendo un partido de fútbol en la tele. Me he tirado en la cama, pero hasta allí llegaba el olor a quemado de los muffins. Mamá ha venido a ver qué me pasaba y se lo he contado todo. Me ha dicho que tengo que confiar en mí misma y visualizar mis objetivos. Yo le he dicho que tengo el Big Ben en la mente todo el rato y se ha puesto un poco triste. Anyway, me ha hecho recordar que Lola me ha vacilado de forma impresionante con lo de la fiesta, así que me he puesto mi vestido palabra de honor color burdeos, que es un clásico que siempre triunfa, y he ido a la fiesta del tal Adrián para fastidiarla y que me suba un poco la moral. Me ha abierto un punky con botas de montaña y leggins estampados (horror).

Había como veinticinco personas en el salón con looks parecidos al del chico que me abrió la puerta. Olía como a droga y a cerveza. Cuando entré todos se callaron (el burdeos nunca me falla). Alguien tímidamente preguntó: ¿Lola? Yo asentí, era parte de mi plan dejar a mi hermana sin amigos. Los punkies son muy racistas, si no te vistes con ropa que podrías haber sacado de un contenedor dejas de pertenecer a su grupo. La carcajada ha sido general, aunque algunos estaban drogados y no se han enterado mucho. La sorpresa me la he llevado cuando un chico detrás de mí me ha llamado por mi nombre. Era Adrián, íbamos juntos al colegio de pequeños. Así que el famoso Adri es Adrián. Y después de tantos años sin vernos me ha reconocido, no me lo podía creer. Me ha invitado a su habitación para dejar el abrigo y ha sido muy  fuerte porque cuando he entrado en la habitación he visto… UN MONTÓN DE PLANTAS que no eran ficus, precisamente. Hemos estado un rato charlando. La conversación ha sido más o menos la siguiente:

YO: ¿Y todas estas plantas?

ADRIÁN: Ya te imaginas…

Y: Qué fuerte. Nunca había estado en casa de un camello. ¿Mi hermana es drogadicta también?

A: Oye, que por fumarnos unos petas de vez en cuando no tenemos un pie en Proyecto Hombre.

Y: Entonces es drogadicta también… Pues la tendremos que curar con el libro de Elsa Punset, porque no tenemos para un psicólogo.

A:  Deberías fumarte tú uno, Julia, siempre has estado muy estresada. Cuando eras pequeña te ponías muy nerviosa cuando los vestiditos de la Barbie no entraban todos en el armario y tenías que guardarlos en una caja de cartón.

Y: ¿Te acuerdas de eso?

A: La marihuana es muy buena para la memoria.

(Risas) Entonces entró Lola como un basilisco en la habitación y tuvimos la bronca del siglo porque yo había osado infiltrarme en su pandilla. Encima me confesó que lo de la foto de niñas había sido cosa de mamá, que ella no había tenido nada que ver porque yo, básicamente, le importo una mierda. Desde entonces no nos hablamos, pero el piso de Lavapiés es demasiado pequeño y tengo que verle la cara demasiado y es un bajón.

Visualizar Big ben, Big Ben.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s